Inicio

 Manualidades para niños
Antifaces de carnaval
Camisetas personalizadas
Marcapáginas
Máscaras de animales
Máscaras de Halloween
Móviles
Papel de escribir
Portalápices a color
Portalápices infantiles
Técnicas Goma Eva
 
Cosas para niños
Kids marketing
Pañales biológicos
Pañales para bebés: solucionamos todas tus dudas
Tipos de armónicas infantiles
Tipos de ecografías
Tipos de tronas para bebés
Ventajas y beneficios de los juguetes de madera
10 consejos infalibles para comprar el cochechito del bebé
Cuándo es indispensable usar alzador para niños en el coche
5 trucos para que los niños aprendan a usar una agenda escolar
Cómo limpiar y esterilizar el chupete del bebé
Por qué es importante el juego en los niños pequeños
Historia de los juguetes de madera

 Actividades para niños
Aprender a dibujar
Figuras y números
Letras para niños
Método Montessori
Números para niños
Organizar fiesta infantil
Sigue los símbolos
Valores pedagógicos

 Dibujos para niños
Colorear circo
Colorear manga
Colorear monstruos
Colorear números
Colorear playa
Colorear Pokemon
Princesas Disney

 Fiestas para niños
Baby Shower
Día de la madre
Día del padre
Cumpleaños
Ideas de regalos que los papis primerizos apreciarán
Invitaciones de cumpleaños
Halloween
Navidad
Pascua
San Valentín

 Juegos para niños
Juegos de memoria
Juegos de laberintos
    

Historia de los juguetes de madera

Historia de los juguetes de madera

Con el auge de la tecnología y con la facilidad que tienen los niños para utilizar los aparatos y los juguetes digitalizados parece que se nos olvida de dónde venimos y que los juguetes de madera fueron el comienzo en la historia del entretenimiento de los más pequeños. 

Ya que todavía sigue existiendo una gran cantidad de juguetes de madera a día de hoy pese a las numerosas alternativas en el mercado, queremos hablar un poco de por qué los juguetes de madera siguen siendo una de las mejores opciones con las que criar a tus hijos.

Aunque acercar a los más pequeños a la tecnología no tiene nada de malo, es cierto que resulta muy beneficioso para ellos estar en contacto con lo natural a través de, por ejemplo, los juguetes de madera con los que podemos dejarlos ser niños durante más tiempo, además de inculcarles unos buenos valores y quedamos con la tranquilidad de que son un tipo de juguete con el que desarrollarán habilidades creativas, didácticas y comunicativas. 

Si nunca te has parado a pensar en los muchos beneficios que tienen los juguetes de madera para los más pequeños, entonces te dejamos a continuación un breve repaso por la historia de los juguetes de madera, sus ventajas y los tipos que más éxito tienen entre los niños para que te plantees añadirlos a la colección de tus hijos.

Historia de los juguetes de madera

A la hora de hablar de la historia de los juguetes resulta prácticamente imposible determinar en qué momento de la humanidad fueron desarrollados, así como quién podría considerarse su creador y cuáles fueron los razonamientos que se siguieron para crear los primeros juguetes, ya que tampoco tenemos esta información. 

Sin embargo, conociendo al ser humano en otros ámbitos de la psicología, es fácil deducir que los juguetes de madera existen desde los albores del tiempo, ya que los niños siempre se han entretenido de una forma u otra, y no cabe duda de que los primeros niños en las tribus indígenas debieron de aprender a jugar con utensilios pequeños creados con madera, pues este era el principal material con el que se construía entonces.

Lo que sí que sabemos es que durante el Imperio Romano los más pequeños solían pasar el rato con carritos de caballos de ruedas de madera, sonajeros, peonzas y juguetes accionados por palancas y poleas, así como en Egipto los niños contaban con animales de madera, estatuas pequeñas y alfabetos tallados en bloques de madera que utilizaban como entretenimiento.

Todo esto, además, nos da a entender que el juguete artesanal de madera lleva con nosotros desde que el hombre existe, aunque este no se fabricaba como ahora. Antiguamente, los primeros muñecos eran artefactos imperfectos y únicos que se tallaban por artesanos de forma manual, pues el suceso de la industrialización no ocurrió hasta el siglo XVIII.

Con el paso del tiempo, y gracias a las nuevas herramientas de aprendizaje y maquinaria de construcción avanzada, fueron mezclándose los objetivos de entretenimiento con los del aprendizaje, y empezaron a desarrollarse juegos didácticos como los que conocemos hoy en día para contribuir en el desarrollo de los niños desde una edad temprana.

Los primeros inventos relacionados con la juguetería de los que se tienen fechas concretas datan de comienzos del siglo XVIII, por ejemplo, en Alemania, donde los artesanos fabricaban fuertes granjas y bloques de construcciones infantiles; en Rusia y en Checoslovaquia, con la construcción de las primeras matrioskas, conocidas como grupos de muñecas de madera que guardaban otras más pequeñas en su interior; y en París se desarrollaron caballos y muñecas de madera en talleres artesanales y se empezó a popularizar su producción.

Poco a poco los juguetes de madera se fueron poniendo de moda y se desarrollaron las casitas de muñecas y los muebles de madera para acompañar al resto de la decoración de las habitaciones infantiles. 

Ventajas de los juguetes de madera

Con la aparición de los juguetes de plástico parece que se nos han olvidado las muchas ventajas que proporcionan los juguetes de madera tanto para los niños, como para los padres, como para el medio ambiente y también para las constructoras de juguetes. 

Así que hemos venido a recordar que los juguetes de madera resultan la mejor opción para criar a los más pequeños y además contribuir a un buen aprendizaje y a reducir en abundancia el consumo de plástico y otros materiales tóxicos y dañinos.

  • Aportan más posibilidades educativas: Al haber sido los primeros juguetes fabricados, los juguetes de madera se asocian naturalmente a la enseñanza y a la creatividad. Y es que muchos juguetes de madera mantienen esa chispa que relaciona con los rompecabezas, los juguetes de lógica y los juegos enfocados al aprendizaje paralelo al que se lleva a cabo en la escuela como, por ejemplo, con los bloques de sopas de letras.
  • Crean una responsabilidad ecológica en los más pequeños: Aunque no lo parezca, los juguetes de madera están intrínsecamente relacionados con la naturaleza y el desarrollo humano más básico, ya que, como hemos comentado, están especialmente vinculados por la historia. Esto implica que los juguetes de madera conectan a los pequeños con el medio ambiente de una forma más especial que los juguetes de plástico o de otros materiales y, por tanto, son un buen recurso con el que enseñarles valores socioecológicos desde sus primeras etapas de vida. Además, la madera es un recurso natural perfectamente renovable y que no contamina nada.
  • Son perfectos para ayudar al desarrollo social y comunicativo en los niños: Si comparamos los juegos de mesa infantiles con los videojuegos la principal diferencia no recae en la tecnología, sino en la interactividad, ya que con los primeros los niños son capaces de relacionarse entre sí mientras que con el último el niño se relaciona exclusivamente con la pantalla. Lo mejor que podemos hacer con los niños de 4, 6, 8 y 10 años es animarlos a continuar utilizando juegos clásicos, ya que gracias a juegos de mesa de madera, a juegos como casas de muñecas o cocinitas seguirán desarrollando esos lazos familiares y mejorarán su capacidad comunicativa y sociabilidad.
  • Su seguridad y durabilidad es superior a la de otros materiales: Los juguetes de plástico pueden romperse con más facilidad y resultar peligrosos para los niños, que pueden cortarse o tragas de piezas pequeñas. A diferencia de estos, los juegos de madera están fabricados con materiales duraderos y resistentes que soportan golpes, rayaduras y el paso del tiempo sin perder color, calidad o resistencia.
  • Son los juguetes adecuados si se busca desarrollar la concentración y la imaginación en los niños: Más allá de su faceta didáctica, los juguetes de madera también son perfectos para fomentar ese ambiente creativo y un entorno de concentración mayor. Al carecer de aspectos más modernos, como pueden ser las luces y los sonidos tan típicos en los juguetes de plástico, los juguetes de madera son como un canvas en blanco que permitirá a los niños a desarrollar la imaginación a su manera para poder divertirse con ellos de la forma que escojan.

Si con todos estos beneficios te ha picado la curiosidad por volver a experimentar los juguetes de antaño, existen muchas jugueterias que se especializan en juguetes de madera de calidad. El catálogo de Juguear, por ejemplo, es amplísimo, y permite comprar juguetes para niños de todas las edades; muchos de ellos enfocados al desarrollo de la creatividad y la imaginación de los más pequeños.

Tipos de juguetes de madera más vendidos

Puede parecer que con la tecnología muchos de estos juguetes han quedado relegados a un puesto más secundario, pero lo cierto es que a día de hoy muchos de los juguetes que mencionamos a continuación siguen siendo de los juguetes estrellas en ventas en muchas jugueterías, porque todos estos juguetes de madera son didácticos, creativos y duraderos, y nunca pasarán de moda:

  • Juegos de construcción: Los bancos de herramientas son imprescindibles para que los niños aprendan las bases de la construcción. Aunque también existen muchos otros, como los que se basan en torretas apilables de cubos para hacer equilibrios, pistas de canicas y sets de construcción de figuras. Las posibilidades son infinitas y estos juegos resultarán de sus favoritos si tu hijo tiene la creatividad desbordada.
  • Figuritas: Desde muñecos de animales a trenecitos de madera, las figuritas de madera fueron las primeras en aparecer como entretenimiento para que los niños pudieran crear sus historias a través de los muñecos. Son de las más duraderas, y sin duda podrás conservarlas durante generaciones.
  • Bloques: Cualquier juego que se relacione con bloques de letras y números fabricado con madera es ideal para ayudar a los niños a afianzar conocimientos básicos de la lengua y de las matemáticas, y es que los cubos son de esos juguetes esenciales para regalarles en sus primeros años.
  • Caballitos y triciclos: Pocos niños hay que no hayan disfrutado de este tipo de juguete en su infancia, y si el tuyo aún no lo ha hecho es hora de cambiarlo. Los caballitos de madera que funcionan como mecedoras son de los más divertidos y se convertirán en uno de sus juguetes más usados, ya que será como contar con un juguete del parque en casa.
  • Casas de muñeca: Uno de los juguetes más clásicos es el de la casa de muñecas, uno de los espacios favoritos en el que los niños pueden recrear todo tipo de escenas con sus muñecos preferidos. Existen de todo tipo, con coleccionables, con decoraciones, con más o menos pisos y de todos los tamaños para que los niños desborden su imaginación creando historias en su interior.
  • Cocinitas: Otro de los favoritos de muchos niños, un lugar donde dejarlos desarrollar distintas habilidades creativas y con el que pueden evocar su imaginación preparando platos de cocina, mejorar sus capacidades de comunicación e interacción y donde pasar un buen rato. 
  • Juegos de lógica: Desde puzzles a rompecabezas, cualquier tipo de juguete con agujeros, con piezas para encajar, con tablas de equilibrios y similares, que resultan altamente pedagógicos y ayudan a los más pequeños a desarrollar sus habilidades psicomotrices como ningún otro.
  • Juegos de mesa: Como el tres en raya, el dominó, el ajedrez, las sopas de letras, rummikub, jenga y muchos otros; todos ellos adaptados a la edad, son una de las mejores opciones para hacer que los niños desarrollen ese hobby por los juegos de mesa, empezando por los más sencillos, y además combinándolo con retos de inteligencia que despiertan sus sentidos.

 
Aviso legal  Contacto